2666 – Roberto Bolaño

¿Fue una buena lectura? 😀

Título: 2666.
Autor: Roberto Bolaño.
Año de publicación: 2004.
Extensión: 1126 páginas.
Calificación mía en Goodreads: 4

 

2666 es un libro inasible, inabarcable, es un libro enorme no solo por sus dimensiones físicas, ni por sus casi 1200 páginas, sino porque dentro de él hay historias que pasan en frente nuestro, se nos desnudan y nos muestran casi toda su esencia, pero justo cuando las vamos a agarrar, cuando sentimos que las vamos a entender, cuando las vamos a cerrar, se escapan, se escurren como el agua en el río.

Eso es 2666, una novela agotadora, como subir una montaña en la que a cada paso nos preguntamos por qué carajos nos metimos en el lío de subirla, pero cuando vemos el paisaje gobernado por la cima nos damos cuenta de que valió la pena, de que aunque nos falte el aire, de que no queremos leer más libros de más de 300 páginas, que estamos tan fatigados y sintamos que ya solo queremos leer Paulo Coelho y no podamos ver sino pequeñas las casas y el mundo de abajo, nos parece maravilloso.

Roberto Bolaño

El escritor me lo habían recomendado mucho pero siempre veía que los libros eran carísimos. Decidí comprar dos y este es el primero que leo de él así que no estoy demasiado familiarizado con la obra de Bolaño, pero sí he leído y visto entrevistas de este escritor mítico considerado por muchos el más importante de la literatura latinoamericana después de Gabriel García Márquez y que creo alrededor de él y de su concepción del escritor y la poesía hay un gran mito.

Hoy, en el estante literario, Roberto Bolaño y su colosal 2666 en la versión de Alfaguara que recomiendo mucho porque al final tienen unas notas escritas por Bolaño a mano donde estructuró la obra, la trama y los personajes. Realmente interesante ver de su puño y letra estos archivos.

Algunas obras de Bolaño:

  • 1996 – La literatura nazi en América.
  • 1996 – Estrella distante.
  • 1998 – Los detectives salvajes.
  • 1999 – Amuleto.
  • 1997 – Llamadas telefónicas.
  • 2001 – Putas asesinas.
  • 2003 – El gaucho insufrible.

Contexto

2666 fue una carrera contra el tiempo para Bolaño, es una novela inacabada, ya que Bolaño mismo confesó que faltaban correcciones a la obra que no pudo hacer por su muerte esperando un donante de un hígado que nunca llegó y se llevó su vida el 15 de julio de 2003.

Sabiendo Bolaño de la inminencia de su muerte, se dedicó a escribir esta gran obra en sus últimos años de vida. Sabía que iba a ser un proyecto grande y ambicioso que debía poder dejarle a sus hijos con qué vivir. Así que, aunque inicialmente pensó en hacer un libro enorme, después cambió la idea y pensó la obra como 5 novelas separadas físicamente, pero unidas por unos hilos conductores y unos personajes y lugares comunes para así asegurar más ventas para sus herederos.

Sin embargo, sus editores decidieron unir las cinco historias en una y conformar con ellas 2666, un libro de 1200 páginas y cinco partes: la parte de los críticos, la parte de Amalfitano, la parte de Fate, la parte de los crímenes y la parte de Archimboldi. La obra fue un modesto éxito editorial hasta que en 2008 Andrew Wylie, un agente literario que entre sus filas contaba a Nabokov, Borges, Bill Gates, entre otros, se vuelve también el representante de Roberto Bolaño.

Meses después, Wylie hace llegar una copia de 2666 en su versión en inglés a nada más y nada menos que Oprah Winfrey, la exitosa conductora de tv estadounidense, quien en su programa recomienda la obra diciendo de ella que sentía que era como si tuviera un nuevo libro de Harry Potter en las manos. Al día siguiente explota el interés por el escritor en EEUU y rápidamente Bolaño se vuelve un referente de la literatura hispana, y se proclama a 2666 como la sucesora de 100 años de soledad.


¿GANAS DE LEER EL LIBRO 2666?

¡Compra el libro Clases de literatura de Julio Cortázar.

Haz click en este link o en la imagen del libro y apoya a El Estante Literario con tu compra! 😀


Resumen

Brevemente las cinco partes cuentan lo siguiente:

La parde de los críticos: es la historia de cinco profesores universitarios críticos de la obra del desconocido y misterioso escritor alemán Benno Von Archimboldi, del que no sabe nada ni su editor, solo que es un hombre muy alto. En su estudio sobre este autor se la pasan por toda Europa dando conferencias y teniendo historias de amor alrededor de la única mujer, la inglesa Liz Norton. En esta búsqueda entran historias y personajes que los llevan a México, a Santa Teresa, a buscar al escritor.

La parte de Amalfitano: cuenta la historia del profesor Amalfitano, un profesor chileno que vive en Santa Teresa con su hija Rosa. En esta parte entra por primera vez la segunda trama grande del libro, los crímenes feminicidas de Santa Teresa. En esta parte de Amalfitano se cuenta su historia y la de su esposa Lola, una mujer que se va en búsqueda de su poeta fav internado en un manicomio. Aquí entra también el personaje de Rosa Amalfitano, la hija del profesor, que será el personaje que conecte con la parte de Fate.

La parte de Fate: Oscar Fate, un periodista social, recibe dos noticias: la primera, su madre ha muerto; la segunda, dado que el periodista deportivo del periódico en el que trabaja fue asesinado, Fate es mandado a cubrir una pelea de box en México, más exactamente a Santa Teresa. Fate se encamina pues a México a cubrir la pelea y allí se entera de los asesinatos de mujeres que están ocurriendo en la ciudad. Interesado por los asesinatos, Fate pide a su diario más tiempo para cubrir esta noticia pero su diario le dice que no le pagará nada por ello; sin embargo Fate empieza la investigación y conoce a varias personas que le dan pistas, entre ellas Rosa Amalfitano y una periodista que lo lleva a la cárcel donde está confinado el supuesto asesino, un alemán mono y gigante. Aquí se introduce el personaje de Haas.

La parte de los crímenes: es la parte más larga y pesada de la obra. Bolaño describe acá más de 110 asesinatos de mujeres ocurridos en Santa Teresa, la análoga ficticia de Ciudad Juárez, una ciudad en la frontera con EEUU donde hay empresas maquiladoras que emplean a toda la población en una ciudad triste e industrial cerca al desierto. Aquí entran al libro muchos personajes y son muchas las historias que se tejen entre ellos y los asesinatos. En esta parte se desarrolla el personaje de Haas, el alemán gigantesco acusado de asesinar a las mujeres. Haas entra como un personaje misterioso.

La parte de Archimboldi: es la parte final de la obra donde se cuenta la historia desde la niñez de Hans Reiter, o Benno von Archimboldi, un escritor prusiano “gigante” que va a la segunda guerra mundial en la que vive situaciones y conoce personajes que le alimentan su deseo de ser escritor.

Análisis

2666 es una gran novela, una novela de caminos o una novela río. Bolaño era digamos fanático de este tipo de novelas, que le permitía entretejer varias historias que convergían. Las novelas río son laberintos,  caminos que se extienden, se cortan, se cruzan entre ellos, algunos finalizan en nada y otros desembocan en nuevos caminos aún por recorrer.

En 2666 van y vienen muchos personajes y le sirven a Bolaño de elementos para presentar ciertas problemáticas y para hacer de voz de él mismo dentro de la novela sobre todo para opiniones sobre literatura.

Bolaño era un escritor extremadamente comprometido con su labor de escritor y poeta. Sufría con su condición de escritor, oficio que él denominaba como miserable. En la obra de Bolaño son recurrentes los personajes que son escritores o críticos ficticios que le sirven a Bolaño para presentar sus reflexiones sobre el oficio de ser escritor, y sobre la miseria de serlo, como él lo describía.

En 2666 el escritor ficticio es Benno von Achimboldi, al que vemos madurar como escritor y enfrentarse al mundo editorial y a todo lo que supone el oficio.

Alrededor de la obra Bolaño expone varios temas que vienen a conformar las preocupaciones centrales de la novela: la crítica a la vida académica de ires y venires, de egos y vidas insulsas de los académicos, el oficio del escritor, el viaje como cambio y búsqueda que se da por ejemplo con el viaje de los críticos, los viajes de Archimboldi o el de la esposa de Amalfitano. Pero uno de los más presentes en todas las partes de la obra es el mal, la banalidad del mal, la obviedad del mal y la abstracción de los artífices que le quita la cara al mal, lo desfigura y lo hace perder en la realidad.

En todas las partes hay acciones violentas, en la de los críticos cuando le propinan la golpiza al taxista, en la de amalfitano con los crímenes, en la de Fate con las snuff movies, en la de los crímenes con la narración de los feminicidios y en la de Archimboldi con la matanza de judíos. Toda esta escena configura una imagen del mal, una presencia que Bolaño muestra que parece inherente e infinita en los hombres, en la sociedad, y cómo hay mecanismos para diluir su gravedad y dejar su rastro en el olvido.

 

Opinión

2666 es un libro inasible, es un libro que te confunde, te da esperanzas, te deja esperando siempre algo y no lo puedes parar de leer. Fue para mí en muchas partes un libro enigmático, a veces tremendamente emocionante de leer, pero otra veces en extremo fatigante, sobre todo en la parte de los crímenes.

Dicen que en esta parte mucha gente lo abandona, porque las decenas de descripciones de estos al principio parecen no tener motivo, pero luego Bolaño va tejiendo alrededor de ellas historias y personajes que entran a refrescar la trama y a darle a uno quizás impulso de seguir.

La novela como tal sentí que me dejó un hueco enorme al terminarla, me dejó descuadrado, incompleto, pero es extraño que al terminarla sientas una admiración extraña por ella, como si dentro se escondieran cosas que no pudiste descubrir.

Es la verdad una sensación extraña, pero alivia saber, de la voz del mismo Bolaño en la obra, que para eso fue esta.

Amalfitano, uno de los protagonistas de la segunda de las cinco partes o novelas que componen 2666, obra póstuma de Roberto Bolaño, rememora desde México una conversación sostenida, hacía años en Barcelona, con un joven farmacéutico que pasaba sus noches de guardia leyendo. Al joven le gustaba leer novelas breves como La metamorfosis, de Kafka; Bartleby, el escribiente, de Melville; Un corazón simple, de Flaubert, o Un cuento de Navidad, de Dickens, títulos que escogía en lugar de El proceso, Moby Dick, Bouvard y Pécuchet o El Club Pickwick, novelas largas de los citados autores.

“Qué triste paradoja, pensó Amalfitano”, escribe Bolaño. “Ya ni los farmacéuticos ilustrados se atreven con las grandes obras, imperfectas, torrenciales, las que abren caminos en lo desconocido. Escogen los ejercicios perfectos de los grandes maestros. O lo que es lo mismo: quieren ver a los grandes maestros en sesiones de esgrima de entrenamiento, pero no quieren saber nada de los combates de verdad, en donde los grandes maestros luchan contra aquéllo, ese aquello que nos atemoriza a todos, ese aquello que acoquina y encacha, y hay sangre y heridas mortales y fetidez”.

Y, de hecho, eso es 2666: una gran obra torrencial, que abre caminos en lo desconocido; un combate de verdad, lleno de sangre, de heridas mortales y de fetidez.

Mira el video reseña del libro de 2666 de Roberto Bolaño en el canal de El Estante Literario.

Apoya a El Estante Literario comprando el libro en amazon.

Haz click en la imagen o el enlace.

¡Gracias! 😃

Volver al Estante

Archivo

  • Menciones
  • Textoteca
  • Recomendados
Suscríbete y sigue a El Estante Literario en redes sociales

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: