Ana Karénina – Lev Tólstoi

¿Fue una buena lectura? 😀

Título: Ana Karénina.
Autor: Lev Tólstoi.
Año de publicación: 1878.
Extensión: 964 páginas.
Calificación mía en Goodreads: 4

Sinópsis Ana Karénina

En Ana Karénina se cuenta, como es recurrente en la obra de Tolstói, la historia de varias familias de la aristocracia rusa de finales del siglo XIX. En el caso de esta novela, se desarrollan dos historias paralelas: la de Ana Karénina y su adulterio con el conde Vronsky, y la de Konstantin Levin y su búsqueda del amor y el sentido de la vida.

Si bien el libro lleva el nombre de Ana Karénina, la elección de este parecería, creo yo, ser más bien un movimiento de mercadeo por parte de Tolstói porque, si bien la historia cuenta en gran parte la vida de Ana y su relación pasional y desenfrenada con el conde Vronsky, no es sino hasta alrededor de la página 100 que ella aparece propiamente.

Por otro lado, Levin aparece mucho más pronto y hasta el mismísimo final de la obra, lo que nos hace pensar que es él el personaje central de la novela, sobre todo si consideramos que es la personificación del autor en la obra.

Levin, un diminutivo de Lev, el nombre del autor, vive a lo largo de la novela una cantidad de situaciones que lo hacen reflexionar sobre el sentido de la vida, la búsqueda de la espiritualidad, el valor de la tierra, del campo y de la vida agrícola, la busca de un matrimonio feliz, su papel en la sociedad burguesa rusa y, sobre todo, los vicios de estas esferas sociales de poder, todas estas cuestiones tan importantes para Tolstói como escritor y como hombre.

Cesó entonces de desear ser otro. Y, satisfecho de sí mismo, sólo deseó ser mejor.

Las dos historias, la de Ana y la de Levin, están tejidas y soportadas sobre dos historias de amor, donde el conde Vronsky es el engranaje central. De él están enamoradas Ana y Kiti, de quien, a su vez, está enamorado Levin. Hay un contrapunto entre estos dos romances siendo el de Ana lascivo, prohibido, pasional y desenfrenado, y el de Levin más armonioso, calmo, vivificante y, por decirlo así, bendecido. Ambas con tan diferentes inicios y finales dejan ver la complejidad de las relaciones humanas y la influencia de la sociedad en estas.

Los rusos somos de ese modo. Tal vez la facultad de ver los defectos propios sea un hermoso rasgo de nuestro carácter.

Contexto 

Tolstói empezó a escribir Ana Karénina en 1873. Es su segunda gran novela después de Guerra y Paz, una epopeya histórica que se desarrollaba en la época de las conquistas napoleónicas. Ana Karénina es una novela burguesa cuya inspiración, cuenta Tolstói en una carta a su amigo Strajov, le nació después de haber leído Relato de Belkim de Pushkin. La novela es finalizada en 1877.

La obra es un retrato de la sociedad Rusa de finales del siglo XIX, momento en el que se estaban dando cambios sociales importantes. Las ideas sobre la condición del siervo, la resistencia a la occidentalización, los valores morales de la sociedad y el matrimonio se ven fuertemente reflejados en la obra.

Cuando se comprende que hoy o mañana has de morir y que nada quedará de ti, todo se te antoja sin ningún valor. Yo considero que mi idea es muy trascendente y, al fin y al cabo, aun realizándose, es tan insignificante como, por ejemplo, matar esta osa. Así nos pasamos la vida entre el trabajo y las diversiones, sólo para no pensar en la muerte.

Estas nuevas ideas liberales iban algunas en contraposición a la sociedad de la aristocracia terrateniente con valores fuertemente conservadores y tradicionales y que iban ser la base de la revolución Rusa de principios del siglo XX.

Los derechos y libertades de la mujer también se ven reflejados en cierto grado en la obra, sobre todo en cuanto a la posición que las mujeres tenían que asumir ante el adulterio, el oprobio que caía en mayor grado sobre ellas y también las libertades que tenían, por ejemplo, de escoger pareja. Todos estos cambios sociales tienen que ver con la modernización de la Rusia de entonces, pasar de una sociedad agrícola y conservadora a una más liberal y moderna.

La mujer, amigo mío, es un ser que por más que lo estudies te resulta siempre nuevo.

Durante la novela se manejan muchas simbologías y una de las más fuertes quizás es la del tren, una figura que representa para Tolstói en la novela la fatalidad y la fuerza arrolladora de la industrialización. Es en un tren en donde por primera vez se ven Vronsky y Ana y en el que esta encuentra la fatalidad.

Después de la escritura de este libro, Tolstói atraviesa la mayor crisis existencial en la que su credo, su modo de vida y su relación con su esposa constituirán una lucha en su interior que lo acompañará hasta la muerte.


¿Quieres leer el libro pero aún no lo tienes?

Apoya a El Estante Literario comprando el libro en ESTE LINK o haciendo click en la imagen del libro.

¡GRACIAS! 😃


Los personajes

La novela, de una extensión considerable, navega entre estas dos tramas cada una con sus intereses. Los personajes, que son muchos como en las obras de Tolstói, desfilan por todo el libro y entre ellos se rozan, se chocan, se unen y se separan para crean todo un complejo entramado de relaciones.

En esta interacción de los personajes a lo largo de la obra nos damos cuenta de las diferencias que el autor quiere marcar entre uno y otro. Parafraseando lo que dice George Gibian en el prólogo de la edición de Clásicos de Penguin Random House que leí yo, la lucha entre la razón y la sinrazón es una de las constantes más grandes de la obra, pues en todo momento los personajes se enfrentan a situaciones a las que reaccionan ora de manera medida y calcula, ora de manera irracional y sentimental, sacando de ambas estrategias resultados diferentes.

  • Ana Arkadyevna Karénina: Una hermosa iconoclasta finalmente destruida por su propia inseguridad. Ana pasa por una evolución de estar primero cerca de la perfección a ser un personaje marcado por el adulterio, los celos y el rencor. El cambio es tan dramático que es aterrador – somos testigos de la desintegración de la psique humana. Ana cree que está luchando una batalla contra una sociedad opresiva, pero en realidad ella está luchando contra sí misma, perdiendo al final dicha batalla.
 
  • Konstantin Dmitrich Levin (Kostya): Levin es el héroe de la novela. Es Ana quien en última instancia se derrumba y Levin quien se alza para ver la luz. El colapso de Ana subraya la importancia de la coherencia de la vida de Levin. Levin encuentra armonía con la tierra y los campesinos y trabaja en su interior para alcanzar la fe que necesita.
 
  • Conde Alexey Kirilich Vronsky: Vronsky representa el epítome de la vida social. Él tiene encanto, ingenio, inteligencia y dinero. Ama a las mujeres, las mujeres lo aman, y sus colegas tienen envidia de él. Sin embargo, con estos rasgos solo es un personaje típico de su sociedad. Lo que lo hace diferente es que él tiene un amorío, y esto es lo que le hace ser condenado al ostracismo en cierto grado. Algunos lo encuentran cruel, pero otros piensan que simplemente es confuso. Vronsky podría ser criticado por no brindarle una situación más estable a Ana. Los amigos de ella la abandonan; muchos piensan que él podría haber evitado que ello ocurriera. A pesar de sus males, y su necesidad de mostrar su dinero, ciertamente ama a Ana y el nunca considera  dejarla, incluso cuando se hace cada vez más difícil disfrutar de su compañía. Él termina como el más maduro en su relación.
 
  • Princesa Catherine Alexandrovna Shcherbatsky (Kitty): Kitty es la representación de todo lo que una mujer debe ser. Consigue encontrar un equilibrio perfecto entre los papeles de esposa y madre, y trae la fe y la comprensión a su esposo, Levin. Sometida a un prolongado proceso de nacimiento en el libro, ella comparte el reconocimiento de Tolstói por el ciclo de vida-muerte, y quiere tener su aporte en esta contribución. Es inteligente y fiel a Dios

Los temas

Son algunos de los temas del libro: el adulterio y los celos (en la persona de Ana) el matrimonio y la vida familia (en Kiti y Lievin, y Oblonsky y Dolly), la sociedad y las clases (en la relación entre Levin y sus siervos y los de las familias de las ciudades y las institutrices), la vida rural y urbana (entre la de Levin y la de Ana, Vronsky y los demás) la compasión y el perdón (que se vive con Karenin el esposo de Ana cuando la perdona por todo cuando esta cae enferma).

El fin de la civilización consiste en convertir todas las cosas en un placer.

Análisis

No me siento con demasiado derecho a opinar sobre una obra como esta. Solo puedo decir que el libro es enorme, complejo y profundo. Para construir un libro así hay que tener una calidad y habilidad narrativa excelente, que la tiene Lev Tolstói por supuesto, y una especial sensibilidad ante la existencia humana. La obra es larga, llena de situaciones y de personajes que van formando el armazón de la historia.

A cada una de estas situaciones somos llevados por una tercera persona omnisciente, consciente de todo lo que pasa, de las percepciones de todos los personajes y de sus estados anímicos interiores, de sus luchas y sus desgracias. El mecanismo estructural de contrastar la percepción del narrador y la del personaje nos hace ver todo lo que pasa de una forma más completa.

Esta novela tiene nuevamente una característica propia del estilo de Tolstói: a lo largo de la novela los personajes van viviendo situaciones y creándose opiniones sobre cierto tema que son reforzadas por un momento de éxtasis, una situación de urgencia que les pone en claro su visión y percepción sobre algo.

¡Oh, moralista! Pero el caso es éste: hay dos mujeres. Una de ellas no se apoya más que en sus derechos, en nombre de los cuales te exige un amor que no le puedes conceder. La otra te lo sacrifica todo y no te pide nada a cambio. ¿Qué hacer, cómo proceder? ¡Es un drama terrible!

Pasa en Guerra y paz por ejemplo cuando Andréi es herido en batalla y reflexiona sobre el sentido de la vida y la guerra mientras está tirado en el suelo contemplando el cielo, y pasa aquí, entre otras que descubrirán si leen el libro, cuando Levin ve morir a su hermano y nacer a su hijo.

En este punto también hay algo interesante y es algo que los formalistas rusos dieron en llamar extrañamiento, que es cuando un personaje tiene una reacción diferente a la que esperamos a la estereotipada, viviendo la experiencia bajo una nueva luz que en un principio el personaje parece sentirse culpable de sentir, pero que después de reflexionar se da cuenta de lo válidos y naturales que son estos pensamientos.

En Guerra y paz pasa cuando Maria Bolkonskaya se siente feliz y liberada con la muerte de su padre, y en Ana Karenina cuando Levin siente repulsión por su hijo recién nacido y le cuesta acostumbrarse a él.

Hay algo que me llamó mucho la atención en este libro y que me pareció extremadamente resaltable y es la calidad de los diálogos, la viveza y credibilidad que tienen. Tolstói usa los diálogos en esta novela como forma de adelantar la trama y de mostrar las verdaderas intenciones de los personajes cuando actúan o dicen algo.

No había ninguna respuesta, más allá de la que la vida da a las cuestiones más complicadas e irresolubles: vivir al día, o, dicho de otro modo, entregarse al olvido.

También se muestra en la obra la capacidad de los seres humanos de leer a quien les hablan, de rastrear en sus palabras y gestos las verdaderas intenciones que esconden detrás de las palabras que a veces sugieren otras cosas. Esto se ve muy claro en el capítulo X de la primera parte y en el capítulo XXIII de la séptima.

Opinión

Es una obra colosal, o como diría Mario Vargas Llosa, una novela total. Llena de situaciones, de personajes, de preguntas y respuestas. Es una novela larga pero amena, excepto por las partes en que Tolstói se riega en las descripciones de las actividades del campo que ejecuta Levin y sus siervos que pueden llegar a ser muy fatigantes y lentas.

Les recomiendo también que se vean la película protagonizada por Keira Knightley, la de Piratas del Caribe y Orgullo y prejuicio (siempre la usan para este tipo de papeles) y Jude Law, John Watson en las películas de Sherlock Holmes, con una realización muy interesante.

No sé mucho de cine y no podría decir que soy muy amante del séptimo arte, pero esta película es realmente muy diferente a las películas normales porque se da como escenas de una obra de teatro. Véanla, pero léanse el libro primero.

Mira el video reseña de Ana Karenina de Lev Tósltoi en el canal de El Estante Literario y suscríbete si te gusta la literatura.

Apoya a El Estante Literario comprando el libro en amazon.

Haz click en la imagen o el enlace.

¡Gracias! 😃

Volver al Estante

Archivo

  • Menciones
  • Textoteca
  • Recomendados

Volver al Estante

Archivo

  • Menciones
  • Textoteca
  • Recomendados
Suscríbete y sigue a El Estante Literario en redes sociales

Comments

5 thoughts on “Ana Karénina – Lev Tólstoi
  1. Pingback: El mundo de afuera – Jorge Franco - El Estante Literario

  2. Pingback: Los premios literarios más importantes del mundo que tienes que conocer - El Estante Literario

  3. Cialis 20 mg

    A person essentially help to make seriously articles I would state. This is the first time I frequented your website page and thus far? I amazed with the research you made to make this particular publish extraordinary. Great job!

     
     
    Reply
    1. Elestanteliterario

      Hi, James?

      I’m very glad to hear that. Where are you writing from?
      I really put a serious work on my reviews, and it is wonderful to read your comments. How do you read them articles by the way? Do you translate them in Google or something? 😛
      I would wish to have them available in English and French, but it is a gigantic job haha. I hope I can translate them anytime soon.
      Again, thanks for your comments.
      Chers 🙂

       
       
      Reply
  4. Pingback: ¿Cómo leer más? Según Harvard y El Estante Literario - El Estante Literario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: