Los post-it son pequeñas banderitas adhesivas de colores que podemos usar para marcar ciertos fragmentos destacados de un libro. Aprende en este artículo a usarlos y sacarle el máximo a la lectura.

Para sacarle el máximo a las lecturas no basta con solo leer sino que debemos interactuar con el libro para que el conocimiento nos quede impregnado.

Una buena forma de hacer esto sin rayar directamente el libro son los post-it o banderitas adhesivas.

Aprende sobre qué son y cómo usarlas en este artículo.

Los post-it o banderines son esenciales a la hora de sacarle el máximo a la lectura. Yo los uso mucho y, al verlos en mis publicaciones en Instagram o mis videos en Youtube, muchos me han preguntado cómo los uso.

Así que en este artículo les hablaré sobre todo lo que sé de los postit.

🔗 ¿Cómo entender libros difíciles? 7 consejos que realmente funcionan

1- ¿Qué son los post-it?

Hay que aceptarlo: no somos Funes el memorioso como para recordar absolutamente todo lo que leemos. Por eso, para leer mejor y recordar lo que leemos necesitamos de ciertas estrategias que nos ayuden a separar datos y organizar la información para encontrarla después fácilmente.

Anotar en los libros no es una práctica reciente. Desde el inicio mismo de la lectura en papel o pergamino los lectores han intervenido los libros con sus anotaciones ideas. A esta práctica de escribir las notas, glosas o comentarios en el margen de un libro se le llama “Marginalia” y, precisamente, una de las formas de la marginalia son los post-it o banderitas .

Los post-it (que es en realidad el nombre del fabricante más famoso), son pequeños papeles de colores que sirven para marcar la posición de un fragmento en un libro.

Estos pequeños marcadores son muy útiles porque nos permiten señalar fragmentos en un libro sin tener que rayarlo. Pero incluso si te gusta rayar y escribir en tus libros, dependiendo del tipo de postit, puedes rayar y hacer marcas sobre ellos.

2- Tipos de post-its

Como dicen por ahí: para los gustos, los colores. Y los post-it sí que tienen colores y formas. Los hay grandes, medianos y pequeños; de plástico, de papel, etc.

Yo generalmente uso los de plástico que solo tienen la punta de color para poder leer bien el texto que queda debajo de la banderita. Pero también uso de color completo porque igual se puede leer lo que queda debajo.

Los que no permiten esto son los de papel y por eso nunca los uso. Las banderitas de papel tienen otro problema y es que se doblan y se ensucian más que los de plástico.

Por lo general, estos banderines son pequeños, pero también existen otros post-it más grandes que permiten escribir más sobre ellos. Aunque es más común usarlos en contextos diferentes a los libros (en la pared, al escritorio o a la pantalla) para escribir recordatorios u otras notas, los post-it grandes también son útiles para pegar en los libros y dejar ideas o notas más amplias.

3- Beneficios de usar post-it

Yo no sé qué sería de mis reseñas y de mis hábitos de lectura si no tuviera post-it. En realidad, me parecen esenciales para leer y trato de tener siempre algunos a la mano porque traen grandes beneficios:

  • Ubicar fácilmente ideas y fragmentos de un libro sin tener que rayar sus preciosas páginas.
  • Puedes ponerlos y quitarlos fácilmente si ya los usaste o si el libro no es tuyo.
  • Permiten interactuar con la lectura escribiendo notas o ideas sin dañar el libro.

4- ¿Cómo uso yo los postits?

A pesar de que exiten hasta memes que enseñan cómo marcarlos libros con post-it de colores, creo que realmente no hay una “forma definitiva” para usarlos. Cada uno lo hace a su manera.

Colores

Yo personalmente tengo un código de color y algunas ubicaciones específicas dependiendo de lo que quiero señalar.

Cabe aclarar que no siempre son las mismas, pues cada libro trae diferentes cosas por anotar. Por ejemplo, en un libro de ficción cualquiera, generalmente marco tres cosas:

  • Las frases, capítulos o fragmentos favoritos. (gamas de azul: claro, oscuro)
  • Aspectos formales: como alguna estrategia narrativa interesante (focalización, manejo del tiempo, etc.). (gamas de verde)
  • Aspectos de fondo: algún dato que quiera consultar más o una idea interesante. (gamas de rojo: amarillo, naranja o rosa). O también partes donde se refuerce una línea de sentido del libro.
  • Aparición de un personaje o escena importante en la obra.

Esto es generalmente lo que marco en libros de ficción, pero en textos de no ficción puede haber otro tipo de cosas interesantes por marcar.

Por ejemplo, en los Diarios de Tolstói 1847 – 1894 usé un código de color más complejo dependiendo de diferentes cosas que quería marcar, desde los consejos de Tolstói para escribir (rosado), reflexiones (verde), cosas raras o extrañas que escribía en sus diarios (naranja), consejos para vivir mejor (azul) o situaciones que dieron pie al nacimiento de una obra (amarillo).

Es importante notar que estas son reglas generales, pero pasa que los libros mismos van mostrando cosas diferentes que llaman la atención.

Algo que hago es hacer un índice al principio del libro para marcar los colores específicos que usé en ese libro.

Ubicación

La forma más común de usarlos, y cómo los uso yo, es en el lateral de las páginas señalando la línea donde comienza el fragmento llamativo.

En el lateral

También he visto lectores que los ubican verticalmente en la página para indicar un fragmento completo. Esto podría ser útil pero el problema es que habría que usar uno adicional que se salga de las páginas del libro para poder ubicarlo bien. Además, a la larga, una vez ubicar el inicio, es solo continuar leyendo hasta que la idea culmine. 

Otra forma de marcar la extensión podría ser escribiendo en el post-it.

Al principio de un capítulo

Otra forma en que los uso es ubicando el posit en el inicio de un capítulo, así indico que es todo el capítulo es relevante.

Superior

Alguna vez vi una booktuber que decía que ponía algunos banderines en la parte superior para indicar partes realmente importantes en el libro. Esta forma de ponerlos no la he probado, pero me pareció buena para diferenciar ciertos fragmentos importantes de otros menos relevantes porque te lo digo, realmente pueden morir ahogados en el mar de post it.

IMG_20200508_122117.jpg

5- Libros en los que he puesto más

Como dije antes, el código de color o la cantidad de postit varían según el libro. Algunos libros no son tan magníficos y son más bien pocas las cosas que marco, pero hay libros que son buenísimos y me ha pasado que me gasto más de un paquete de banderitas porque hay demasiado por señalar.

Algunos de los libros en los que más he usado post-it son:

6- Consejos y preguntas sobre usar banderitas

Consejos:

  • Usa los pos-it de colores transparentes para que puedas leer más fácil la parte de texto que queda debajo.
  • Usa los de plástico; los de papel se ensucian y se doblan horriblemente.
  • Compra los más baratos que puedas, podrías gastar mucho dinero en post-it si compras los caros y anotas tanto como yo en los diarios de Tolstói.
  • Fija el código de colores que quieres usar antes de empezar el libro.
  • Asegúrate de que tienes suficientes post-it de los colores que vas a usar.

7- Preguntas

  • ¿Cuánto cuestan los post-it para libros?

Su precio varía dependiendo de la marca, el tipo o el lugar donde los compres. Un paquete de +100 banderitas puede costar 1-2 USD. Un buen lugar para comprarlos es Aliexpress. Yo he comprado estos.

También hay algunos muy buenos en Amazon.

  • ¿Los post-it dañan la hoja o la impresión de los libros?

Esto también dependerá de las banderitas de lectura que compres y, sobre todo, del libro en que las uses. Hay unos libros impresos con tinta que se corre muy fácil. Me pasó con Rayuela de Julio Cortázar en la edición de la RAE (que se le corre la tinta incluso al pasar el dedo), que el post-it quedaba marcado con las palabras. Lo bueno era que nunca se borraban de la página, y para que eso pase supongo que tendrías que quitar y poner el post-it cientos de veces.

Con respecto a dañar la hoja o romperla te puedo asegurar que nunca se romperá, pero quizás pase con los años que se manche un poco el lugar donde pusiste el post-it por acción de la pega o porque, precisamente, esa parte estaba protegida de la humedad o las condiciones que hacen que las hojas cambien de color.

¡Buena lectura!

¿Cómo usas tú los posits para marcar tus libros? ¿Qué técnicas y tips tienes?