Carta al padre – Franz Kafka

¿Fue una buena lectura? 😀

Título: Carta al padre.
Autor: Franz Kafka.
Año de escritura: 1919.
Extensión: 80 páginas.
Calificación mía en Goodreads: 5

¡Tienes pereza o poco tiempo para leer este artículo?

Mira el video reseña del libro haciendo click en la imagen o en este link.


Algunas obras de Kafka:

  • Franz Kafka

    Un artista del hambre (1924).

  • La condena. Una historia para Felice B. (Das Urteil – 1913)
  • El fogonero. Un fragmento (1913)
  • La metamorfosis (Die Verwandlung – 1915)
  • En la colonia penitenciaria (In der Strafkolonie – 1919)
  • Un médico rural (Ein Landarzt – 1919)
  • El proceso(Der Prozeß, 1925). Novela inconclusa.
  • El castillo (Das Schloß, 1926). Novela inacabada.
  • Carta al padre (Brief an den Vater, noviembre de 1919).
  • La obra (Der Bau, 1923-1924). También traducida como La construcción o La madriguera.

 

Sobre la carta

Carta al padre es una carta que le escribe Kafka a su padre en 1919 desde la pensión de Stul, en Schelesen, Bohemia del Norte, después de un episodio entre los dos que desató en Kafka la necesidad de desahogar todos lo quejas, sinsabores y rencores que había tenido con respecto a su crianza por parte del padre. Aunque la carta la escribió Kafka con el propósito de entregarla, Hermann Kafka nunca la recibió pues Kafka nunca se la envió.

La Carta al padre es una carta de aproximadamente 100 páginas en las que Kafka rememora episodios de su infancia y recrimina a su padre por las prácticas educativas que usó para criarlo cuando era niño. La carta es totalmente real y no ficción como alguna gente cree. La carta, que inicialmente sería una simple correspondencia con su padre, termina convirtiéndose casi en un proyecto literario, como lo hace suponer el hecho de que Kafka la redactara durante dos semanas en la pensión, la sometiera a varias revisiones por parte suya y hasta sugiriera a su hermana Ottla que la revisara.

La carta tiene una estructura definida donde presenta situaciones y eventos que le servirán de base para el subsecuente desarrollo de una afirmación o para comprarlo con otro evento posterior. Incluso después se la hace llegar a Milena Jesenská, una de sus última compañera, con algunas notas explicativas.

¿Sabías que hay un premio literario llamado Premio Franz Kafka?
Entérate de este y de otros premios literarios en este artículo.

Si bien los episodios relatados y todas las reclamaciones que hace Kafka en la carta son ciertas, hay que tener un poco de cuidado en cuanto a su grado de certeza pues el mismo Franz en una parte de la carta dice explícitamente que quizás él esté exagerando un poco sus recuerdos.

La carta solo salió a la luz más de 25 años después de la muerte de Kafka, cuando su albacea y amigo Max Brod publica toda su obra después de la Segunda Guerra Mundial. Esta podría considerarse una traición a Kafka pues él había encomendado a Max Brod quemar todas sus obras una vez él muriera. Sin embargo nos queda pensar que, si realmente hubiera querido que su obra desapareciera, él mismo habría hecho la quema.

 

Argumento

La carta tiene una intención clara contrastando a las dos figuras protagonistas, Kafka y su padre, tanto física como emocionalmente: el padre grande, ancho, de voz potente, con espíritu de conquista en la vida y los negocios; el hijo, enclenque, frágil, inseguro, falto de seguridad en sí mismo. Aquí Kafka señala que él tiene más de los Lowy, familia de la mamá, que de los Kafka y hace señalamientos sobre los comentarios del padre sobre los rasgos de esta familia.

Kafka está siempre yuxtaponiendo su esencia y la de su padre, poniéndose siempre en un grado de inferioridad marcado sobre todo por una adoración casi divina a su padre y sus cualidades.

Una vez presentados los contrincantes comienza la descripción de un combate en el que Kafka se presenta como el perdedor rotundo acusando a su padre por sus debilidades. Sin embargo, Kafka también ataca a su padre reprochándole que él diera órdenes y mandamientos que él predicaba pero que no aplicaba. El comportamiento en la mesa o en la sinagoga, eran claros ejemplos de cómo el padre se ponía por encima de la Ley, cómo era él mismo la ley, que con su tiranía imponía a los súbditos (sus hijos) a cumplir normas que él desacataba. 

Tú sólo puedes tratar a un niño de la misma manera con que estás hecho, con fuerza, ruido e iracundia, y esto te parecía además muy adecuado.

Sin embargo, lo largo de la carta y en repetidas ocasiones, Kafka absuelve de toda culpa al padre al decirle que él no es el culpable y que sus métodos quizás estaban justificados en la infancia dura que él también tuvo y que fue tan diferente a la de sus hijos. Asegura además que impacto negativo que tuvo su educación en él se debe sobre todo a su misma esencia, al hecho de que él fuera un ser de naturaleza tan frágil e insegura a quien los reproches y métodos del padre afectaban de una manera más fuerte y directa.

“De nuevo me cuido mucho de afirmar que me volví así solo por tu culpa; tú solamente aumentaste lo que había, pero lo aumentaste mucho porque precisamente frente a mí fuiste muy poderoso, y en ello empleaste todo tu poder.” Pág. 10.

“No obstante, a este respecto te ruego sin cesar que no te olvides de que yo nunca, ni en lo más mínimo, creo que exista culpa por tu parte” Pág. 22.

La carta aborda después el trato que daba su padre a sus hermanas, a su madre y sobre todo a los empleados de la tienda, con quienes Hermann tenía una actitud tirana y avasallante. Los trataba como a basura y los injuriaba con insultos que a Kafka le parecían extremadamente fuertes.

Jamás conversé contigo con confianza, no me acerqué a ti en la iglesia, ni te fui a ver a Franzensbad, además tampoco supe lo que significa preocuparse por la familia, jamás me interesé por tu negocio ni por tus demás asuntos.

Esta relación tan injusta de su padre con los empleados de la tienda, hace que Kafka busque un contacto más amable con los empleados, como queriendo subsanar un poco las durezas de su padre. Esta misma reacción la tiene Ottla con las empleadas de la casa, actitud que también es reprochada por el padre.

La carga y significado de la figura del padre en la carta ha desatado una cantidad considerable de análisis psicoanalíticos sobre la relación entre el padre y el hijo, más allá de Kafka y Hermann. El análisis de las repercusiones de la actitud y la figura del padre en la Carta pueden surgir del hecho de que cinco años antes de escribirla, Kafka había conocido la obra de Freud y había sentido por ella cierta fascinación.

La concepción sobre el matrimonio y la conformación de una familia como fin máximo de la vida, son para Kafka supremamente importantes. Kafka elogia a su padre por haber conformado una familia, por haber criado a unos hijos y serle fiel a su esposa a pesar de todos los defectos que durante toda la carta expone. Kafka pues encontraba en el matrimonio una doble posibilidad tanto de venganza como de validación con su padre, pues, de lograr un matrimonio exitoso, podría, como el mismo dice, estar a la par de él y alejaría de cualquier reproche sobre sus demás fracasos, sería su consagración ante el padre.

Tú, por ejemplo, me alentabas cuando hacía bien el saludo militar, el paso de marcha, pero yo no era un futuro soldado, o me estimulabas cuando podía comer mucho y aún tomar cerveza, o cuando lograba repetir canciones incomprensibleso repetir tus frases usuales, pero nada de eso pertenecía a mi porvenir.

Además también supondría, pensaba Kafka, salirse de su territorio, de su poder e influencia. Podría escapar por fin de él. Sin embargo, hacia el final de la carta Kafka habla de cómo la educación que recibió del padre y las inseguridades y miedos que le produjeron le impidieron tener una vida sentimental plena.

El miedo al fracaso y sobre todo la opinión de su padre con respecto a sus prometidas (contra quienes más de una vez arremetió con desprecio llamándolas unas cualquiera) hicieron que Kafka escapara del compromiso en repetidas ocasiones incluso cuando ya estaba todo preparado.



¿GANAS DE LEER EL LIBRO CARTA AL PADRE?

¡Compra el libro Carta al padre de Franz Kafka.

Haz click en este link o en la imagen del libro y apoya a El Estante Literario con tu compra! 😀


Aspecto literario de la carta

Si bien Carta al padre es un texto que inicialmente no tenía ningún interés o motivo literario, por el hecho de que Kafka sea tan buen escritor, la carta contiene elementos propios de la creación literaria y narrativa que resultan en un textos entretenedor, sobrecogedor e intrigante, como lo son los textos de Kafka. Algunos de los aspectos literarios de la carta podrían ser:

Anticipación: en repetidas ocasiones en la carta, y aunque esta tiene una estructura temática clara, Kafka va y viene entre los temas, retomando aspectos tratados anteriormente, agregando nuevos y anticipando posteriores que despiertan interés en el lector y lo incitan a continuar con la lectura.

Los personajes, tesis y antítesis: aunque podríamos decir que los personajes principales de la carta son Kafka y su padre, a través del texto se introducen más personajes que dinamizan la narración. Kafka dedica algunos apartados de la carta a hablar de sus hermanas, de su madre y de cómo era la relación del padre con ellas, conduciéndolo después a consolidar sus hipótesis en las experiencias y percepciones que él tenía con respecto a sus relaciones.

La ficción: si bien la carta en sí no es ficción, y la exageración que el mismo Kafka desvela no podría considerarse ciertamente ficción, sí lo es la parte final de la carta en la que Kafka simula la respuesta de su padre en la que se mete totalmente en su piel y logra hacer una respuesta de una página en la que el padre rechaza su culpa y la descarga toda en Kafka, llamándolo parásito y recriminándole los reproches que en la carta le hace.

Método introspectivo: Kafka organiza de tal manera la carta, que en un principio expone los métodos de enseñanza de su padre, el impacto que tuvieron sobre él, algunos episodios de su niñez, la disposición del padre ante los logros del hijo al subvalorarlos y criticarlos para finalmente mostrar las consecuencias de todo eso en su fracaso sentimental y empresarial.

No digo, por supuesto, que he llegado a ser lo que soy sólo por tu influencia. Eso sería muy exagerado (y bien que me siento atraído hacia tal exageración).

Sobre mi edición

La edición que yo tengo la compré en el 22 de la Calle o Callejón de Oro en Praga, una pequeña, o más bien diminuta, casa que Kafka convirtió en su estudio. Allí se encuentra una librería con libros del autor en muchos idiomas, unas ediciones bonitas con anexos interesantes pero que falla descaradamente, pienso yo, en edición, ortotipografía y traducción.

La casa estudio de Franz Kafka en el Callejón del oro, en Praga.

Opinión ¿por qué leer el libro?

Porque como el mismo Kafka dice en la carta “Mis escritos trataban de ti, pues en ellos solo me lamentaba de aquello de lo que no podía lamentarme cara a cara”. Ayuda a entender más la obra de Franz.

Si bien la carta en un primer momento no es sino una correspondencia, el talento literario de Kafka y su amor por la escritura la convierten en una obra literaria bien construida y amena de leer. Es un libro corto pero profundo donde podemos reflexionar nosotros mismos, a través de las vivencias de Kafka, nuestra experiencia propia como hijos.

Mira el video reseña del libro de Carta al padre de Franz Kafka en el canal de El Estante Literario.

Apoya a El Estante Literario comprando el libro en amazon.

Haz click en la imagen o el enlace.

¡Gracias! 😃

Volver al Estante

Archivo

  • Menciones
  • Textoteca
  • Recomendados
Suscríbete y sigue a El Estante Literario en redes sociales

Comments

4 thoughts on “Carta al padre – Franz Kafka
  1. Pingback: Los premios literarios más importantes del mundo que tienes que conocer - El Estante Literario

  2. Pingback: Pinjas, o el enfrentamiento de padre e hijo | Radio Sefarad

  3. Pingback: ✅ Las ciudades y los escritores - Fernando Savater | El Estante Literario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: