Lee las mejores frases de La Oculta, la novela del escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, también autor del aclamado libro El olvido que seremos.

Ficha técnica:

Título: La Oculta.
Autor: Héctor Abad Faciolince.
Año de publicación: 2014.
Páginas: 334.
Calificación en Goodreads: 3.

Comprar libro:


La Oculta es la novela del escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, mejor conocido por su íntima y desgarradora novela El olvido que seremos, libro en el que cuenta la historia de su padre Héctor Abad Gómez, asesinado en Medellín.

La Oculta es la finca en Jericó de la familia Ángel, lugar de amores y odios, de recuerdos felices y amargos. Un lugar que toma significado por los recuerdos de que los tres hermanos Ángel quieren que se queden con La Oculta, o se vayan con ella.

🔗 Lee la reseña completa de La Oculta de Héctor Abad Faciolince.

Mejores frases La oculta

Se nace creyendo en la gente, hasta que la vida nos va desmintiendo y nos demuestra que si, que hay gente buena, pero a su lado hay montones de gente muy mala, con malas intenciones, calculadora, solapada y malagradecida. Gente con el corazón diminuto, no como un mango sino como una guayabita verde, agria.”

El amor no es para siempre sino algo precario, incierto y casi con fecha de caducidad como el yogur o la mermelada”

Héctor Abad Faciolince

He ido cambiando mi vida como cambia de piel una culebra; dejo atrás las que se seca y marchita y me pongo otra, ojalá fresca y nueva, lista a vivir otra vez”

La felicidad está hecha de una sustancia tan liviana que fácilmente se disuelve en el recuerdo, y si regresa a la memoria lo hace con un sentimiento empalagoso que la contamina y que siempre he rechazado por inútil, por dulzón, y en últimas por dañino para vivir el presente: la nostalgia.”

“Las desigualdades surgen por el esfuerzo o la astucia de algunos, incluso por la maldad; por los vicios o por la pereza o la simple mala suerte de otros.”

“Casi siempre pasa igual: cuando la felicidad nos toca es cuando menos nos damos cuenta de que somos felices.”

La memoria es un espejo opaco y vuelto añicos, o, mejor dicho, está hecha de intemporales conchas de recuerdos desperdigadas sobre una playa de olvidos.”

Jericó, Antioquia.